Rompiendo una lanza por Android en la gama alta de tablets

Afronta uno el análisis de este Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition con la misma sensación que con otros productos de la misma categoría: mientras Android en tablets crece y crece sin parar, parece como si la gama alta se le siguiese resistiendo.samsung-galaxy-note-10-1-2014

El propio Samsung está arrasando en el mercado con la gama Tab, razón de más para que al Note 10.1 edición 2014 suponga una excelente piedra de toque para discernir si estamos una traslación del debate en móvil, en el que Android sí que funciona en gama alta pero evita el tamaño de iPhonereformulado respecto a la variable del precio frente iPad.

La renovación del Note 10.1: características técnicas

Una de las mayores críticas al anterior Note era que su apuesta por la gama alta quedaba fallida a la hora de llegar a la pantalla y su resolución. Siendo Samsung como es – su escucha a las críticas y al “feedback” de usuarios y analistas es muy activo – en la edición 2014 si hay una característica que sobresale en la propuesta es la de la resolución (WXGA 2560 × 1600), algo en lo que nos detendremos más adelante.detalle-note10

También destaca por venir equipado por un procesador de la casa de ocho núcleos para la versión Wi-fi – en nuestro caso las pruebas se han hecho con el modelo LTE gobernado por un un Snapdragon 800 a 2.3 Ghz – y sus tres gigas de RAM.

En tamaño y peso tenemos una propuesta competitiva para la gama de 10 pulgadas: 171,4 × 243,1 × 7,9 mm y apenas 547 gramos. No resulta pesado ni grueso, aceptando que estamos ante un tablet de ese tamaño de pantalla, aunque hay que destacar que tanto en peso como en grosor queda por detrás de Xperia Z o de iPad Air.Hay un hecho en todo caso que nos ha llamado la atención. En este producto han mantenido la conexión USB 2.0, en lugar de pasar a 3.0 como hicieron con el phablet Note 3. Y nos ha intrigado más dado que uno de los aspectos que menos nos ha gustado de este Note 10.1 es la exasperante lentitud a la hora de cargarse, algo que en teoría USB 3.0 mejora pero que parece que ha costado integrar en la gama tablet.En el lado más positivo nos encontramos puntos fuertes habituales de Samsung como es la posibilidad de usar tarjeta micro SD para ampliar la memoria. Esto es algo que a veces se minusvalora pero que puede ayudarnos a ahorrar a la hora de comprar el producto: si ya tenemos tarjeta microSD es razonable ir por la versión de 16Gb y ahorrarnos el sobreprecio de la de 32 Gb. A eso suman que el tablet viene con infrarojos – para usarlo como mando de la tele – y en el apartado de ausencias anotamos la de NFC.

www.xataka.com

Close

Bienvenido