Un estudio en 74.000 mujeres reafirma la relaccion entre contaminación y bajo peso al nacer

El mayor estudio realizado hasta la fecha en Europa sobre el riesgo en las embarazadas de exponerse a la contaminación atmosférica, que ha analizado los datos de 74.000 mujeres en doce países, ha confirmado la relación entre la exposición continuada a partículas finas y un mayor riesgo de bajo peso del bebé al nacer.images
El estudio estima que, por cada aumento de cinco microgramos por metro cúbico en la exposición a partículas en suspensión con un diámetro inferior a 2,5 micras (PM2,5), el riesgo de bajo peso al nacer aumenta en un 18%, ha informado en un comunicado el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (Creal) de Barcelona.De hecho, el incremento del riesgo “persiste en niveles por debajo del límite de calidad del aire” anual existente actualmente en la Unión Europea (UE), y que está fijado en 25 microgramos por metro cúbico, según fija el estudio que publica la revista ‘The Lancet Respiratory Medicine’.

Dichas partículas se encuentran en las emisiones de los vehículos y en los contaminantes atmosféricos, con una amplia difusión en las áreas urbanas, por los que los investigadores aseguran que una proporción importante de los casos de bajo peso al nacer podría evitarse si la contaminación se redujera.

Las 74.000 mujeres estudiadas durante el embarazo estuvieron expuestas a valores medios de PM2,5 que van de los 10 microgramos hasta los casi 30, y los investigadores aseguran que, si todas ellas se situaran en los 10 microgramos, se podría prevenir el 22% de los casos de bajo peso al nacer en los partos de más de 37 semanas.

Así, el equipo de investigadores europeos coordinado por el Creal y el Inserm de Grenoble (Francia), ha fijado el bajo peso al nacer en menos de 2,5 kilogramos después de 37 semanas de gestación, lo que se relaciona con problemas respiratorios en la infancia, así como otras enfermedades a lo largo de la vida.

Estudios anteriores ya habían relacionado la contaminación con un mayor riesgo para las embarazadas, si bien el nuevo trabajo destaca por el volumen de mujeres analizadas y porque dicho estudio recopila datos desde febrero de 2991 hasta junio de 2011.

Los datos parten del estudio europeo de cohortes para los efectos de la contaminación del aire (Escape), realizados en Noruega, Suecia, Dinamarca, Lituania, Inglaterra, Países Bajos, Alemania, Francia, Hungría, Italia, Grecia y España.

En el caso de España, participaron 2.600 madres e hijos de Sabadell (Barcelona), Asturias, Guipúzcoa, Valencia y Granada que participan en el proyecto Inma Infancia y Medioambiente, dirigido por el codirector del Creal Jordi Sunyer.
www.lavanguardia.com

Close

Bienvenido